21/04/2022

Lijado en húmedo: cómo realizarlo

lijar al agua

El lijado en húmedo es un proceso en el que se incorpora agua, aceite o algún tipo de emulsión al material que se está lijando. Estos líquidos se usan para refrigerar la zona de trabajo, mejorando la calidad del lijado reduciendo tanto la temperatura, como la saturación del material alargando así la vida útil del abrasivo.

Este lijado al agua o húmedo se hace tanto para desbastar como para dar acabados muy finos al material, evitando subidas de temperatura, que la lija se emboce, que las virutas se acumulen y ayudando a mantener limpia la pieza.

El lijado en húmedo es ideal para trabajar en los siguientes materiales:

  • Aceros aleados
  • Aceros no aleados
  • Metales no férricos
  • Vidrio/Cristal
  • Pintura

Según la aplicación y las características del material, el proceso de lijado puede llevarse a cabo tanto de forma manual como automática; para el proceso manual se usan hojas de lija y en máquina se utilizan las bandas y abrasive cloth roll o rollos abrasivos.

Lijado manual
Lijado automático

Para saber cómo elegir el grano de la lija o tamaño de grano, el cual causa un gran impacto en el desarrollo del trabajo, se sugiere la siguiente gama de granos según el trabajo a realizar:

  • Entre grano 12 a 80: Para desbaste en general.
  • Entre grano 100 a 240: Para el prepulido general de superficies.
  • Entre grano 320 a 600: Para pintura, barniz y acabados en general.
  • Entre grano 800 a 1500: Para limpiezas finales o pulidos de muy alto brillo.

La composición de la lija debe ser la adecuada para el trabajo en húmedo especialmente en lo que se refiere a los materiales de soporte, dónde se utilizan telas, generalmente, de polyester, más hidrófobas que el algodón.

Razones para lijar en húmedo

Hay muchas razones por las que el lijar al agua, puede tener ventajas respecto al lijado en seco. Estas son las principales razones por las que se selecciona lijar en húmedo:

  • Lubricación    
  • Refrigeración
  • Limpieza (eliminación de virutas)
  • Protección contra la corrosión
  • Aumento de la velocidad del proceso de rectificado
  • Optimización de la calidad de la superficie
  • Uso sostenible de la herramienta del rectificado, reduciendo la cantidad de residuos
  • Aumento de la vida útil de las herramientas
  • Ambiente de trabajo seguro, libre de polvo de lijado

Lijado en seco vs lijado al agua

Una de las principales características del lijado al agua o húmedo es precisamente la “refrigeración”, que, en función del material, puede ser necesaria o incluso fundamental para evitar cambios en su estructura provocados por una excesiva temperatura, ya que un proceso de lijado se desarrolla por medio de fricción que, como es bien sabido, derivará irremisiblemente en energía térmica.

El lijado refrigerado puede reducir el tiempo de ciclo respecto al lijado en seco si la afectación térmica es un factor crítico, sin embargo, la efectividad puntual de un abrasivo se reduce al intercalar un líquido entre este y la pieza a trabajar, por lo que en los casos en que no sea necesario refrigerar la pieza podría resultar contraproducente.

Al humedecer el abrasivo, su estructura puede también debilitarse y reducir así su rendimiento, por lo que debe asegurarse que el abrasivo es adecuado para el trabajo en húmedo. En cuanto al acabado, diversos motivos favorecen un mejor acabado en los procesos de lijado en húmedo, el primero y más evidente es la menor penetración del grano abrasivo en la pieza al existir una capa líquida intermedia. Esta capa, facilita igualmente la evacuación de la viruta evitando que pudiera mantenerse en la zona de contacto provocando marcas.

El uso de un refrigerante durante un proceso de lijado puede resultar muy ventajoso si es necesario, aunque debe siempre comprobarse la idoneidad del mismo y el uso de los abrasivos adecuados ya que de lo contrario, todas las ventajas pueden transformarse en inconvenientes.

Esperamos que con este post sobre el lijado en húmedo te pueda ayudar a optimizar tu proceso. Conoce más acerca de VSM, especialistas en la fabricación de abrasivos, y descubre nuestra amplia gama de abrasivos industriales.

e-book gratuito

¿Te gustaría saber el abrasivo óptimo para tu proceso de lijado en húmedo?
¡Te aconsejamos!