02/12/2021

Cómo afrontar el lijado manual en zonas curvas

lijado manual en zonas curvas

El lijado en zonas curvas como bien podría ser el caso de los cordones de soldadura en ángulo o en tuberías, es en ocasiones complejo, pues la combinación de máquina, soporte y abrasivo seleccionados debe ser aquella que optimice el proceso.

Además, hay muchos campos en los que es necesario respetar ciertos ángulos en el acabado de los cordones, así como eliminar cualquier resto de escoria que se genere en el punto de contacto entre el cordón y la pieza.

En operaciones de lijado con máquinas portátiles es muy importante que el plato de soporte empleado sea el adecuado. Si es muy rígido (duro) la presión se concentrará en una menor superficie, y más aún si se trabaja en ángulos de contacto elevados. Esto provocará que los discos abrasivos se desgranen con mayor facilidad y, eventualmente, provocar la rotura del disco pudiendo llegar a golpear al operario. Véase en la siguiente figura cómo queda el disco abrasivo después de haber trabajado bajo estas condiciones:

maquinas portatiles platos de soporte
discos abrasivos duros

Una rotura prematura del disco abrasivo, supone un mayor consumo de abrasivos y, por consiguiente, un aumento del coste asociado al proceso de lijado. Por este motivo, se recomienda emplear platos de soporte con cierta flexibilidad, que permitan adaptarse a la superficie de lijado (p. ej. a una unión soldada en T). De esta forma, se conseguirá que el disco trabaje con una mayor superficie y su vida útil se vea incrementada.

Esto no quiere decir que, con un plato más flexible, se consiga una mayor tasa de arranque ni que el tiempo de lijado sea menor, pero en estas aplicaciones es quizás la adaptabilidad a la superficie de lijado lo que disminuirá el consumo de abrasivos.

En la siguiente figura se observa claramente cómo se ha desgastado el abrasivo después de haber trabajado con un plato de alta flexibilidad:

maquina de soporte plado de alta flexibilidad
plato de alta flexibilidad abrasivos

Un plato flexible no solo se adaptará perfectamente a la superficie de trabajo, sino que también ayudará a obtener un mejor acabado y a reducir las vibraciones producidas durante el lijado. Además, evitara zonas de concentración de presión del lijado que podrían derivar en “muescas” o “entalladuras” en la zona de trabajo. cualquier irregularidad de este tipo, puede generar una rotura en la zona soldada.

Dicho todo esto y como conclusión, para este tipo de trabajos, lo ideal es trabajar con platos de flexibilidad progresiva.

Hay a una amplia variedad de discos abrasivos de fibra vulcanizada que pueden ser montados en los tres tipos de platos de soporte mostrados a continuación:

disco abrasivo flexible std

Extra Blando

Blando

Medio

disco abrasivo medio

Duro

disco abrasivo duro

Extra Duro

Cada plato tiene sus cualidades, pero se recomienda (de forma general) empezar utilizando el de dureza media. A partir de allí, se verá si es necesario una mayor o menor flexibilidad. Obviamente, todo esto se hará después de haber seleccionado el tipo de abrasivo, el tamaño de grano, la velocidad de avance, entre otros factores.

e-book gratuito

En este e-book se explican los motivos para eliminar los cordones de soldadura, así como como sus procesos.
¡Descúbrelos!