03/09/2021

Principales ventajas del uso de abrasivos de alta calidad

principales ventajas del uso de abrasivos de alta calidad

Los abrasivos han sido utilizados por la humanidad desde tiempos inmemoriales. Existe una amplia variedad de formatos para los productos abrasivos, de forma que sean adecuados para numerosos procesos industriales. Si deseas saber qué es un abrasivo, sus diferentes usos y las ventajas que ofrece, te invitamos a seguir esta lectura.

¿Qué es un abrasivo?

Un abrasivo es un elemento natural o sintético que posee unas características de dureza y tenacidad que le permiten arrancar virutas de una pieza por fricción o proyección a alta velocidad.

Se pueden encontrar dividido en 3 grandes grupos por su formato:

  • Abrasivo rígido: en forma de muelas o discos, en que los granos abrasivos se encuentran embebidos dentro de un medio aglomerante.
  • Abrasivo flexible: tienen la forma de bandas, discos, rollos u hojas, donde los granos abrasivos se adhieren a un soporte de tela, papel, film plástico o fibra vulcanizada, con una mayor o menor flexibilidad según los condicionantes de la aplicación
  • Abrasivo en grano: los granos se hallan sueltos y se proyectan por distintos medios sobre las piezas para que el impacto o la fricción les permitan ejercer su función.

La selección de uno u otro formato vendrá condicionada por las características superficiales de la pieza, su tamaño y su forma.

Características del material abrasivo

Existen diferentes tipos de abrasivo y cada uno tiene características específicas y adecuadas para cada material que se deba procesar.

Los atributos más importantes del abrasivo, se encuentran los siguientes:

  • Dureza:  Se define como la resistencia de un material a ser rayado o penetrado. Existen varias escalas para medirla. La más utilizada es la escala de Mohs.
  • Tenacidad: Se entiende como la capacidad de un material para absorber la energía de deformación aplicada por impacto antes de romperse.

Otras características que también se deben considerar son:

  • Capacidad de corte: Referida a la agudeza de los bordes del mineral abrasivo, que le pueden permitir rayar con mayor facilidad una superficie al entrar en contacto con ella.
  • Friabilidad: Es la capacidad de los granos abrasivos para romperse y autoafilarse bajo tensión, obteniendo nuevas aristas a medida que se desgasta.

Principales ventajas que ofrece utilizar un abrasivo de calidad

El uso de abrasivos industriales es muy amplio en la fabricación de todo tipo de piezas que empleamos a diario. Por ello, la selección de un abrasivo u otro puede condicionar la calidad del producto, además de la rentabilidad del proceso y de la propia empresa.

El hecho de optar por el uso de abrasivos de alta calidad nos aportará las siguientes ventajas:

  • Mayor calidad de nuestros productos: un buen abrasivo nos permitirá fabricar las piezas con un mejor acabado superficial, homogéneo y estable en el tiempo. De este modo se evitan mermas y rechazos que afectan a la imagen de la empresa.
  • Rapidez del proceso: cuanto menos tiempo se invierta en el proceso de desbaste o acabado hasta lograr el objetivo marcado, más competitiva será nuestra compañía.
  • Capacidad de procesar materiales complicados: para procesar ciertos materiales de extrema dureza, fragilidad o baja conductividad térmica, es imprescindible optar por abrasivos que nos permitan ejecutar el trabajo sin provocar problemas de calidad, y no todos ellos son capaces de hacerlo.
  • Vida útil prolongada: la posibilidad de poder procesar más piezas con la misma herramienta abrasiva supondrá un ahorro claro de costes, ya que su coste se diluirá entre el número total de piezas, mejorando claramente el coste/pieza.
  • Reducción de paradas productivas: relacionado con el punto anterior, especialmente en instalaciones automatizadas, la disminución en el número de paradas productivas para sustituir el abrasivo, permitirá aumentar la capacidad de fabricación a la vez que bajan los costes por tiempos muertos.
  • Eliminación de pasos intermedios o posteriores: no existe mayor ahorro en un proceso que no llevarlo a cabo. Un abrasivo de calidad puede permitir eliminar pasos durante el proceso u operaciones de corrección posteriores.
  • Menor impacto medioambiental: una herramienta abrasiva con una extensa vida útil supone menores costes de reciclaje del abrasivo una vez gastado, ya que serán menos unidades las que debamos entregar a los gestores de residuos. A la vez, se precisará enviar menos material de un lado a otro, reduciendo así el impacto de contaminantes emitidos durante el transporte.
  • Ergonomía y seguridad: los productos de alta gama facilitan el trabajo a los operarios y minimizan el riesgo de accidentes o lesiones a largo plazo.

En definitiva, una cuidada selección de un abrasivo de calidad, supondrá toda una serie de beneficios a corto y largo plazo, que no siempre se tienen en cuenta cuando se persigue un simple ahorro mediante un precio unitario atractivo.

¿Te gustaría descubrir más ventajas de los abrasivos de alta calidad?
¡Te las explicamos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *